El futuro de Europa en la Luna

El futuro de Europa en la Luna

Medio siglo después de que el hombre pisara por primera vez la Luna, la comunidad internacional sigue explorando el satélite con un renovado impulso en el que la Agencia Espacial Europea (ESA) tiene un papel destacado. El Prof. Bernard Foing, Líder científico de SMART-1 (primera misión lunar ESA) y Director Grupo Internacional de Exploración Lunar (ILEWG), nos cuenta en qué trabaja la ESA y el papel de España en las misiones lunares.



1. Cincuenta años después del primer alunizaje, ¿cómo se prepara la ESA para la carrera espacial internacional?

SMART-1 fue la primera misión lunar del Milenio. Mars Express ha revolucionado la ciencia de Marte, y ExoMars TGO 2016 y Exomars rover 2020 contribuirán a buscar signos de habitabilidad y vida en Marte.

La ESA es un socio clave para la Estación Espacial Internacional (ISS) y contribuye asimismo con el módulo de servicio de la ESA para llevar la cápsula de Orion a la Luna y volver a la Tierra en 2020 (automática), así como en 2023 con 4 astronautas como parte del programa Artemis de EE. UU.

ESA está trabajando en propuestas para estudiar oportunidades de lanzadores comerciales y misiones.

2. ¿Qué países llevan la delantera?

Cada país perteneciente a la ESA realiza sus distintas contribuciones al programa científico para observaciones astronómicas, así como al estudio del Sistema solar y otros mundos extrasolares.

Varios países de la ESA, tales como España, Alemania, Francia e Italia, contribuyen con su presupuesto a programas de exploración robótica o humana, lanzadores, la observación de la Tierra y sus distintas aplicaciones.

3. En un año clave como el 2024, marcado en el calendario tanto por China - que alunizó el lado oculto de la Luna a principios de año con la sonda Chang'e 4- como por EE.UU. con Artemisa, ¿cuáles son los objetivos para entonces de la ESA?

La Agencia Espacial Europea contribuye en misiones lunares internacionales, tales como “Luna 25” y “Luna 27” de Rusia, que tienen por objetivo alunizar en el satélite y analizar el hielo polar. En “Luna 25”, la Agencia Espacial Europea contribuye en la elaboración de un sistema de alunizaje de precisión aportando también un equipo para perforar el suelo y sacar muestras.

Asimismo, la ESA participa con un módulo de servicio en la misión estadounidense Artemis, así como en misiones semi comerciales.

Con una visión más a largo plazo, ESA estudia la posibilidad de crear una Aldea Lunar, concepto por el que ha recibido muchos apoyos de la comunidad y que consistirá en una base para el desarrollo de la ciencia, los negocios, la minería, la robótica e incluso el turismo. La Aldea Lunar debe evolucionar como un espacio abierto, innovador, inclusivo y sostenible para servir a la humanidad apoyando a la comunidad científica desde la Luna y creando nuevas oportunidades de cooperación, tanto para la población como para los actores industriales y comerciales del sector espacial y de otras industrias. Se trata de una posibilidad que puede servir de inspiración para actividades educativas y culturales y para movilizar a los ciudadanos del mundo, en particular a las generaciones más jóvenes.

4. ¿Cuál ha sido el trabajo cosechado todos estos años por la Agencia Espacial Europea tras SMART-1, la primera misión lunes del milenio?

La misión SMART-1 (Pequeña Misión de Investigación Tecnológica Avanzada-1) de la ESA, fue lanzada en 2003, y observó nuestro satélite natural a lo largo de unos tres años. El 3 de septiembre de 2006 finalizaron sus operaciones y la nave se envió contra la superficie de la Luna, donde rebotó y se arrastró a una velocidad de dos kilómetros por segundo, en lo que fue el primer alunizaje europeo.

Los primeros 12 récords de la misión SMART-1 han sido:

  1. SMART-1 fue la primera misión pequeña para investigación avanzada y tecnológica, con naves espaciales construidas e integradas 2.5 años y lanzadas 3.5 años después de la aprobación de la misión.
  2. Se trata de la primera misión que abandona la órbita de la Tierra usando solo energía solar (con propulsión primaria solar eléctrica).
  3. Es la misión más eficaz de combustible (60 l de xenón).
  4. Ha realizado uno de los viajes más más largos a la Luna. En concreto 13 meses.
  5. Se trata de la primera misión de la ESA que llega a la Luna y la primera que ofrece vistas europeas de los polos lunares.
  6. Se trata de la primera demostración europea de una amplia gama de nuevas tecnologías: batería modular Li-Ion, comunicaciones de espacio profundo en bandas X y Ka, y posicionamiento autónomo para la navegación.
  7. Ha sido la primera demostración lunar de un espectrómetro infrarrojo y de un espectrómetro de fluorescencia de rayos X del detector de carga barrida.
  8. La primera misión de la ESA que se ha convertido en una oportunidad para la ciencia lunar, geoquímica elemental, mapeo de mineralogía de superficie, geología de superficie y estudios de precursores para exploración.
  9. Además, se constituye como el primer impacto de aterrizaje controlado en la Luna con campaña de observaciones en tiempo real.
  10. Ha cumplido con los objetivos de apoyo a la primera misión del Grupo de Trabajo de Exploración Lunar Internacional (ILEWG) con el intercambio técnico y científico, colaborando internacionalmente.
  11. Se trata de la primera misión que está preparada para la colaboración de la ESA en Chandrayaan-1, Chang 'E1-2, aterrizadores y futuras exploraciones lunares internacionales.
  12. Gracias a SMART-1, se muestran los primeros retratos de la familia de la Tierra y la Luna durante el crucero y el eclipse lunar.

Eclipse lunar total visto desde la Tierra y la Luna desde SMART-1 durante su viaje de crucero (girando la Tierra antes / después del eclipse): un tributo a las vistas de Apollo Earth

Instantánea de una toma de vídeo de SMART-1 Earthrise cuatro días antes del impacto. Se trata de un tributo al Apollo 8.
http://www.planetary.org/multimedia/space-images/earth/20130210_smart1earthrise3.html

5. ¿Cuál es el papel de las compañías españolas en esta materia? ¿Qué características las diferencian del resto de países europeos?

España está apoyando a ESAC, la estación de Cebreros de Deep Space Network. Ha participado en SMART-1, Mars Express, ExoMars TGO 2016 y Rover 2020. Las compañías españolas han contribuido a los estudios de MoonMars: ISRU Utilización de recursos in situ, Heracles, Marte Sample Return.

Desde la ESA sabemos del interés de las compañías españolas por la utilización de recursos de MoonMarsNEOs así como en la sostenibilidad del programa, enlazado a los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) de la ONU.

Asimismo, España está desarrollando un enorme potencial en los CubeSat, el estándar de diseño de nanosatélites, para la exploración y ciencia lunar.

6. Actualmente, ¿con qué colaboraciones internacionales cuenta actualmente la ESA?

ESA está colaborando en su programa de ciencia con Estados Unidos, Rusia, Japón. Ha iniciado la colaboración científica con China (Double Star, SMILE) y para misiones lunares.

ESA es un socio clave para ISS, y también contribuye con el módulo de servicio de ESA para llevar la cápsula de Orion a la Luna y volver a la Tierra en 2020 (automática), y 2023 (con 4 astronautas) como parte del programa Artemis.

7. Tras la Luna, la carrera espacial continua hacia Marte. ¿Cuáles son los desafíos a los que se enfrenta la ESA en este ámbito?

Desde la ESA trabajamos en aspectos clave de la investigación de radiación, riesgos para la salud, contramedidas, viajes a Marte, sistemas de soporte vital, entrada segura a la atmósfera, retorno, protección planetaria y posible vida en Marte.

Reconocemos la necesidad de misiones precursoras de MoonMars robóticas para abordar las brechas estratégicas de conocimiento, el desarrollo de tecnología y los análogos terrestres.

8. ¿Cuál cree que será los próximos hitos alcanzados por la ESA?

La llegada de la primera mujer europea sobre la Luna, una base lunar sostenible y permanente para beneficiar a la humanidad, la búsqueda de la vida sobre Marte, el estudio del universo y del origen de la vida, desarrollar la ciencia espacial, observar la tierra para preservarla e inspirar los jóvenes ciudadanos para que sean responsables con la Tierra y se interesen por la ciencia.

Instamos a mejorar las formas de involucrar a los agentes interesados, fondos privados, públicos y jóvenes, para avanzar y asegurar beneficios. Buscamos discutir un mecanismo efectivo para establecer prioridades y organizar socios comerciales para que entren.

NOTICIAS RELACIONADAS