El satélite Planck de la ESA no encuentra pruebas de anomalías cósmicas

El satélite Planck de la ESA no encuentra pruebas de anomalías cósmicas

Pese a que el estudio más reciente realizado no descarta una relevancia potencial de anomalías cósmicas, Planck no ha encontrado nuevas pruebas sobre las mismas, que aparecieron en su mapa de temperatura del Universo.

Los últimos resultados de Planck proceden de un análisis de la polarización de la radiación del fondo cósmico de microondas (CMB), la luz más antigua del cosmos, liberada cuando el Universo apenas tenía 380.000 años. 

El análisis inicial del satélite, publicado en 2013, se centraba en la temperatura de esta radiación a lo ancho del cosmos. Esto permitió a los astrónomos investigar su origen y evolución. Aunque confirmó el modelo estándar de evolución de nuestro Universo, el primer mapa de Planck también reveló una serie de anomalías difíciles de explicar en el marco de dicho modelo cosmológico.      

Las anomalías son débiles peculiaridades en el firmamento que aparecen a grandes escalas angulares. Está claro que no se trata de artefactos producidos por el comportamiento del satélite o el procesamiento de los datos, pero son lo bastante sutiles como para tratarse de accidentes estadísticos: fluctuaciones muy poco comunes pero que no pueden descartarse por completo en el modelo estándar. 

Por otro lado, las anomalías podrían ser un signo de una “nueva física”, término empleado para referirse a procesos naturales aún no reconocidos que podrían ampliar las leyes de la física conocidas.

Para continuar con el estudio de la naturaleza de estas anomalías, el equipo de Planck observó la polarización del CMB, revelada tras un concienzudo análisis de los datos de multifrecuencia diseñado para eliminar las fuentes de velos de emisiones de microondas, incluidos el gas y el polvo de nuestra Vía Láctea. Esta señal es la mejor medición hasta la fecha de los denominados modos E de polarización del CMB, y se remonta a la época en que se formaron los primeros átomos del Universo y se liberó el CMB. Se debe a la forma en que la luz dispersó partículas de electrones justo antes de que estos se unieran formando átomos de hidrógeno. 

La polarización proporciona una vista casi independiente del CMB, por lo que, si las anomalías también aparecieran allí, los astrónomos tendrían mayor certeza de que estuviera causada por una nueva física, en lugar de tratarse de accidentes estadísticos.       

Aunque Planck en principio no se diseñó con fines de polarización, sus observaciones se han empleado para crear los mapas más precisos hasta la fecha de la polarización del CMB del firmamento completo. Se publicaron en 2018 y mejoran enormemente la calidad de los primeros mapas de polarización de Planck, lanzados en 2015.

Cuando el equipo de Planck observó estos datos, no vio señales claras de anomalías. Siendo optimistas, el análisis, publicado en Astronomy and Astrophysics, ofrecía leves indicios de la presencia de algunas de ellas.

*Planck 2018 results. VII. Isotropy and Statistics of the CMB de la Colaboración Planck, está publicado en Astronomy & Astrophysics. 

Los resultados se basan en los datos del legado de Planck, publicados el 17 de julio de 2018.

NOTICIAS RELACIONADAS