José María Salom, director general del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA): “el sector espacial español es un ejemplo de excelencia”

José María Salom, director general del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA): “el sector espacial español es un ejemplo de excelencia”
  1. En los más de 75 años de existencia, ¿cuál diría que ha sido el principal logro de INTA en materia espacial? ¿Y su principal desafío?

Ha habido hitos muy importantes, como la colaboración con la NASA desde el mismo inicio de la era espacial; el programa INTASAT, primer satélite español, lanzado en 1974; la OMC/INTEGRAL, primera gran carga útil “española” de la ESA; o REMS, el primer instrumento español operando en Marte; pero el logro principal ha sido mantener continuamente un alto nivel de servicio a la sociedad, tanto desarrollando ciencia y tecnología como prestando servicios de ingeniería, ensayo, certificación y asesoramiento.

 

  1. Como institución especializa en la investigación científica, así como en el desarrollo tecnológico. ¿Hacia dónde evoluciona el sector espacial español?

El sector espacial español es un ejemplo de excelencia. Desde los productores de componentes y subsistemas hasta los operadores, sus empresas ocupan un lugar destacado en el concierto internacional, teniendo capacidad de desarrollo de sistemas completos desde hace muchos años.

En mi opinión, avanzará en paralelo en dos líneas de evolución. Por un lado, en la línea clásica, consolidando y aumentando la magnífica posición actual de nuestras grandes empresas y, por otro lado, creciendo a gran ritmo, el núcleo de jóvenes pequeñas empresas del “New Space” que empieza a abrirse camino rápida y brillantemente.

 

centro-Galileo

Centro Galileo de Torrejón de Ardoz

  1. ¿En qué proyectos espaciales está actualmente trabajando y/o colaborando INTA?

Al ser muy multidisciplinar, el INTA está trabajando en un gran número de proyectos. En el ámbito científico, la actividad es altísima: numerosos instrumentos para exploración del sistema solar, entre ellos un espectrómetro RAMAN con cuya tecnología estamos compitiendo para ir a JUPITER/EUROPA con la NASA, y participación en grandes misiones astrofísicas como ATHENA. En el campo de la navegación por satélite y en particular del programa GALILEO, cabe destacar que el INTA es la CPA española y alberga dos importantes centros (el GSC y el GSMC) del programa. En observación de la Tierra, destacaría nuestros desarrollos en radar de apertura sintética y, en particular, el segmento terreno de PAZ.

Aparte de la actividad en grandes programas, se trabaja intensamente en desarrollo de tecnologías, como es el caso de la óptica espacial, y en la provisión de servicios de ingeniería, ensayo y certificación espacial.

 

  1. Qué nos puede contar sobre ANSER, el proyecto multidisciplinar de constelación bajo la órbita de la Subdirección General de Sistemas Espaciales. ¿Cuál será su principal función?

ANSER es la respuesta del Instituto a la evolución del espacio orbital como una combinación de los grandes satélites tradicionales y las constelaciones de pequeños satélites que está revolucionando los actores (la llamada democratización del espacio) y las aplicaciones. ANSER está concebido para que el desarrollo y validación de las tecnologías de constelaciones se haga también mediante una aproximación programática muy ágil, de manera que ya en 2021 volará el primer sistema, demostrando unas pocas (pero cruciales) tecnologías (de vuelo en formación, carga útil distribuida, etc.) para dar paso a una sucesión de etapas, necesariamente cortas como la primera, en las que se vayan consiguiendo objetivos cada vez más ambiciosos. Así, por ejemplo, pensamos en un SAR para la tercera.

 

  1. ¿Cuáles cree que son las características que definen a la industria espacial española fuera de nuestras fronteras?

Liderazgo (en algunas áreas) y prestigio y fiabilidad en todas.

 

entrada-Inta

Entrada del INTA

  1. ¿Cuidamos el talento en España para hacer evolucionar este sector?

Es tan importante el talento en un sector altamente tecnológico, como el espacial, que nunca está suficientemente cuidado, pero todos los actores públicos y privados que estamos en él lo tenemos muy claro y trabajamos intensamente en esa dirección.

 

  1. ¿Qué metas a corto plazo deberíamos cumplir como quinta potencia espacial de Europa?

Ser la cuarta.

 

  1. Por último y a colación del 50 aniversario de la llegada del hombre a la luna, ¿Cuál fue el papel de España en este hito?

Fue un papel importante. Hacía unos 120 grados este de Goldstone (California) había muchísimas opciones para poner la segunda estación (complejo de estaciones) de espacio profundo de la NASA. Se eligió España y el INTA porque la NASA constató el talento (ya lo teníamos entonces) y nuestra determinación de ser un gran colaborador en la aventura espacial.

NOTICIAS RELACIONADAS