La BMU de SMART-1: la contribución de CRISA a la exploración lunar

La BMU de SMART-1: la contribución de CRISA a la exploración lunar

Este año se conmemora el 50 aniversario del primer alunizaje, el del módulo lunar Eagle del Apolo XI. En 1969 CRISA aún no existía, pero años más tarde, en 1999 tuvimos la oportunidad de participar en la primera misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) que enviaba una nave espacial a la Luna, la SMART-1.

Esta misión fue la primera del programa “Small Missions for Advanced Research in Technology”, cuyo propósito principal era servir de banco de pruebas para nuevas tecnologías que serían usadas después en proyectos mayores del Programa de Ciencia y Exploración de la ESA. En el caso de SMART-1 se llevó también a cabo un programa completo de observaciones científicas en órbita lunar.

Para SMART-1 CRISA diseño y fabricó una unidad llamada “Electrónica de Gestión de Baterías” (BMU). Esta unidad respondía al objetivo de probar un diseño innovador para el regulador bidireccional de carga y descarga de baterías comerciales de Ion-Litio calificadas en una misión anterior. La BMU estaba compuesta por cinco módulos idénticos e independientes montados en una única caja electrónica, cada uno de ellos asociado a una célula Ion-Litio diferente. La calificación de los montajes para esta electrónica supuso también un reto tecnológico para CRISA. Debido al ambiente térmico previsto para la misión fue necesaria una calificación específica sobre un sustrato térmico especial que asegurara la fiabilidad requerida. La BMU funcionó durante toda la misión de SMART-1, lanzada en 2003 y que se prolongó hasta septiembre de 2006, un año más de lo previsto. En lo que respecta a gestión de baterías, este desarrollo tecnológico fue un precursor de los desarrollos posteriores de Unidades de Control y Distribución de Potencia en CRISA, para los que hoy en día somos referente en Europa y el mundo.

NOTICIAS RELACIONADAS