Solar Orbiter en la instalación de simulación de campo magnético

Solar Orbiter en la instalación de simulación de campo magnético

En el marco de la campaña de pruebas preparatorias para su lanzamiento, el satélite Solar Orbiter de la ESA se ha sometido a una batería especial de ensayos en un lugar único: la instalación de simulación de campo magnético cerca de la sede de IABG en Ottobrunn (Alemania).

Una vez en el espacio, Solar Orbiter llevará a cabo observaciones del Sol y su corona a una distancia nunca antes alcanzada, medirá el viento solar cerca de nuestra estrella y ofrecerá imágenes en alta resolución de sus regiones polares, hasta ahora desconocidas. Estos datos ayudarán a comprender cómo el Sol crea y controla la gigantesca burbuja de plasma que rodea el Sistema Solar e influye a los planetas situados en su interior.

Las misiones espaciales que implican la medición de campos magnéticos en el espacio con gran precisión —como Solar Orbiter, que medirá el campo magnético del viento solar, o misiones que estudian el envoltorio magnético que rodea la Tierra, como Cluster y Swarm de la ESA— precisan de ensayos específicos para caracterizar sus propiedades magnéticas.

La instalación de simulación de campo magnético que aparece en esta imagen se encuentra alejada de los edificios de IABG, en un bosque cercano, para evitar las interferencias con los campos magnéticos generados por las personas. Además, la totalidad de la instalación está construida en materiales no magnéticos, como la madera, y contiene 12 bobinas de 15 m —casi tan grandes como el propio edificio— para crear un entorno magnético homogéneo que compense el propio campo magnético de la Tierra, simulando las condiciones del espacio exterior.

Las pruebas se realizaron en junio, en cumplimiento de los requisitos de la misión acerca de los límites de las instalaciones de ensayo. Tras el lanzamiento, nuevas mediciones durante la fase de puesta en marcha complementarán los resultados de estas pruebas para terminar de caracterizar las propiedades magnéticas del satélite.

En estos momentos, la nave se está sometiendo a las pruebas finales de cara a su lanzamiento, previsto para febrero de 2020 desde Cabo Cañaveral (Florida, Estados Unidos). Solar Orbiter es una misión liderada por la ESA con participación destacada de la NASA. El contratista principal es Airbus Defence and Space en Stevenage (Reino Unido).

En el siguiente enlace se puede consultar más información sobre la campaña de pruebas de Solar Orbiter. 

 

NOTICIAS RELACIONADAS